Menu
¿Qué es la brecha digital?

¿Qué es la brecha digital?

marzo 1, 2013  |  Blog

La brecha digital hace referencia a la desigualdad entre las personas que pueden tener acceso o conocimiento en relación a las nuevas tecnologías y las que no.

Al inicio de las TIC, se creía que existía un cierto retraso en algunos sectores sociales, colectivos y países, y que éste se superaría con el tiempo gracias a la mayor disponibilidad de ordenadores y de conexiones a Internet.
Pero ha pasado el tiempo y estas desigualdades persisten y se amplían, adoptando nuevas formas.

Las desigualdades se producen tanto en el acceso a equipamientos (primera brecha digital) como en la utilización y la comprensión de las que ya se encuentran a nuestro alcance (segunda brecha digital).

La tecnología hoy en día se puede considerar como una herramienta para el desarrollo y avance de la sociedad, además influye en nuestras vidas en innumerables áreas como medicina, educación, ocio, hogar…etc.

Brecha digital

“Las tecnologías de la información y la comunicación no son fórmula mágica, pero pueden mejorar la vida de todos los habitantes del planeta. Disponemos de herramientas para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, de instrumentos que harán avanzar la causa de la libertad y la democracia, y los medios necesarios para propagar los conocimientos y facilitar la comprensión mutua “(Kofi Annan, Secretario general de la ONU, Ginebra 2003 “)

Algunas veces la presencia de la tecnología es más evidente debido a los cambios y adaptación que implica, como en el caso del cambio a la TDT (Televisión Digital Terrestre) y otras veces es más transparente a los usuarios finales, como por ejemplo poder consultar la frecuencia de paso, en tiempo real, en las paradas del autobús.

Algunas de las ventajas de acceder a las nuevas tecnologías son
  • Acceso a Internet, al conocimiento y a millones de oportunidades.
  • Comunicarse mediante redes sociales y el entorno social media.
  • Teletrabajo, darse a conocer a nuevos clientes y las ventajas del comercio electrónico.
  • Conocimiento de la informática y los periféricos que le rodea para facilitar las tareas diarias.
  • Acceso a las Redes de comunicaciones.
  • Comprar o vender en cualquier lugar del mundo.
  • Tele asistencia o video vigilancia.
  • Domótica e informática en el hogar para la accesibilidad de personas discapacitadas o ancianos.
  • Disfrutar de los equipos multimedia de imagen y sonido para el hogar.
  • Aprovechar todos los recursos para la educación.



A menudo nos vemos forzados a hablar con una centralita inteligente y otros aún podemos elegir caminos que no suponga un esfuerzo hacer uso de esta tecnología y por lo tanto no nos haga falta adaptarnos, como cuando hacemos un pedido al supermercado de forma telefónica en vez de utilizar internet.

El conocimiento de las ventajas de la tecnología permite a los ciudadanos tomar decisiones más acertadas y en menor tiempo. Debido a la velocidad y la evolución de las mismas, quienes no integren estas tecnologías a su vida, corren el riesgo de quedar colgados permanentemente.

La tecnología nos rodea, nuevos dispositivos electrónicos y de comunicaciones, internet y la inmensidad de posibilidades que nos ofrece.

El desarrollo de las nuevas tecnologías también ha hecho que surjan dos polos que tienen una clara incidencia en el mercado laboral: por un lado aquellas personas con fácil acceso a estas tecnologías, y por otro, los que tienen un acceso difícil, costoso y a veces imposible.

Esta fractura se puede dar en una doble vertiente: entre países, y entre personas en un mismo país o ciudad. Los países que no sean capaces de alcanzar un buen nivel de aprovechamiento de las TIC perderán competitividad. Puede haber situaciones en que la población tenga acceso pero no sepa cómo utilizarla o por desconocimiento de las ventajas no las aplique.

Dentro de cada país, la diferencia entre quienes tienen acceso fácil y quien no, genera una nueva segmentación en el mercado laboral en el que los primeros tienen privilegios de entrada y elección del lugar de trabajo.

A menudo las políticas de información y asesoramiento profesional en esta materia sólo se centran en las medianes y grandes empresas.