Menu
Suficientemente bueno es mejor que perfecto

Suficientemente bueno es mejor que perfecto

agosto 2, 2018  |  Blog

Dicen que un trabajo bien hecho no tiene fronteras, es decir que una calidad excelente puede ayudarnos a marcar esa diferencia que queremos.

Pero qué pasa si para conseguir esa calidad que buscamos el tiempo a invertir es excesivo. Qué pasa si nunca encontramos ese punto y vamos demorando la salida de esa idea, ese proyecto, ese trabajo porque no llega a nuestro 10.

Lo llaman SUFICIENTEMENTE BUENO.

Es ese momento en que la relación de calidad, satisfacción y ejecución es óptima.
Un equilibrio entre todas las variables que permite no solo conseguir una buena nota sino presentarse al examen.

De que sirve estudiar mucho si al final desistimos de apuntarnos a una convocatoria porque creemos que no estamos suficientemente preparados.

Si te fijas en la gráfica, hay un punto en el que se necesita cada vez más energía para obtener beneficios cada vez más pequeños, mucho esfuerzo para obtener pequeñas mejoras del 2% o 3%.

Si alguien se propone hacer algo perfecto y no se contenta con menos, tal vez nunca lo terminará, por lo tanto, no producirá realmente nada de valor. El equivalente sería 0.

Hacerlo suficientemente bueno tal vez inicialmente puede representar que es una nota de 7, un 8. ¿Podremos llegar a 9 o 10? Sí, y aún más rápido porque la experiencia poniendo en práctica nuestro trabajo nos dará unos resultados y un feedback que nos permitirá mejorar mucho más rápido que solo a través de hipótesis.

Aun así, tal vez luego te des cuenta que nadie y sólo tu buscabas esa nota, de algo subjetivo que solo puedes ver tú.
Haber puesto en marcha el objetivo es un resultado infinitamente mejor a un 10 que existe sólo en tu mente.

Las personas satisfechas son aquellas que una vez toman una decisión pasan a la acción y actúan una vez se cumplen sus objetivos. Eso no significa que se conformen con ser mediocres, sus objetivos pueden ser muy altos, pero tan pronto como el resultado es óptimo se sienten bien.

En informática hay una cosa que se llama Testeo o Pruebas, a menudo se representa con versiones Alfa o versiones Betas. Hay una frase en el mundo del software libre que dijo Linus Torvalds el creador de Linux y que dice: “libera pronto, libera a menudo”. Sacando una versión pronto y frecuentemente el programa o aplicación se testea mucho más por parte de los usuarios, los errores son más fáciles de encontrar y mucho menos costosos de arreglar. Sí tienes un riesgo, no será perfecto, tendrá errores, bueno… ¡y qué!

Sin embargo puede ser difícil aceptar imperfecciones. Todos queremos brillar y con frecuencia sentimos que no seremos reconocidos a menos que nuestro trabajo sea absolutamente perfecto. Pero sólo te voy a dar unos ejemplos:

Google no es perfecto, pero es suficientemente bueno para ser el buscador nº1 del mundo.

Facebook no es perfecto, pero es suficientemente bueno para ser la primera red social del mundo.

Twitter no es perfecto, pero es suficientemente bueno para ser la red social más influyente del mundo.

Microsoft no es perfecto, pero es suficientemente bueno para ser la empresa que creo el sistema operativo más popular del mundo: Windows.


Android no es perfecto, pero es lo suficientemente bueno para ser el sistema operativo que sólo en España tiene el 90% aproximadamente de los smartphones que se venden.

WhatsApp no es perfecto, pero es lo suficientemente bueno para ser el servicio de mensajería más popular del mundo.

Deberían haber esperado más a sacar sus productos o… ¿son lo suficientemente buenos por ahora? ¿Qué crees?

Como resolver esa inquietud interna, te propongo esta frase: LO SUFICIENTEMENTE BUENO POR AHORA, donde no eliminas el deseo de mejorar las cosas hasta la perfección que tu corazón te pide pero… te da un respiro para poder lanzar ya sin perturbarte eso que tanto se hace esperar..

Si hiciéramos un repaso a cualquier invento que ha revolucionado el mundo, tampoco fue perfecto cuando apareció su primera versión, se fue mejorando con el paso de los años. Si esos inventores no hubieran creído en el concepto suficientemente bueno, la humanidad no habría llegado a la evolución en que estamos ahora.

Si te gustó el artículo, me hará muy feliz que lo compartas en tus redes sociales.